sábado, 25 de febrero de 2017

La confusión de las escalas temporales


Pulsar el ratón sobre las imágenes para aumentar su tamaño
En las controversias sobre el cambio climático se aduce con mucha frecuencia que, en el pasado, la Tierra ha experimentado episodios de calentamiento y enfriamiento mucho más intensos de los que experimentamos en la actualidad. De esta forma se pretende minimizar la importancia del Calentamiento Global originado por la emisión de gases de efecto Invernadero. Esta postura se suele condensar en la afirmación "no hay que preocuparse, porque esto ya ha ocurrido en el pasado".

La Tierra tiene una historia que se remonta a los 4.500 millones de años, y su atmósfera ha experimentado enormes variaciones de composición, con las correspondientes variaciones de temperatura. El gráfico siguiente muestra la evolución de los gases de efecto invernadero, desde prácticamente el origen de la Tierra, y parece indicar que las temperaturas deben sido muy elevadas durante períodos de tiempo muy largos.


En una escala temporal astronómica y geológica (desde centenares de miles a centenares de millones de años), lo que haya ocurrido en el pasado ha conformado la Tierra tal como es, pero lo que pueda llegar a ocurrir en el futuro, en esa escala temporal, es una cuestión puramente académica.
O dicho de otro modo, el futuro de la Tierra en escalas astronómicas o geológicas está totalmente fuera del alcance de la Humanidad, porque ésta no tiene ninguna posibilidad de acción, bien preventiva o correctiva.

Lo que nos debe preocupar realmente es lo que pueda ocurrir en una escala temporal en la que la Humanidad pueda o deba “hacer algo”, y por lo tanto, la escala temporal pertinente es del orden de los 100 a 500 años.